Conoce la historia de El Pilar del Toro

Un restaurante con memoria

El Pilar y su contexto histórico

El restaurante ha sido engendrado en el interior de una antigua casa señorial del siglo XVII cuyo nombre proviene de su situación, ya que está enclavado justo al pie de la Alhambra detrás de “El Pilar”.

El Pilar del Toro está rodeado de historia. Su configuración actual es producto de sucesivas transformaciones iniciadas con el ensanche del puente Alhachimín o del Baño de la Corona, construido en época zirí a lo largo del siglo XI, el cual comunicaba la plaza del Hatabín o de San Gil, al final de la calle Elvira, con los barrios de la orilla izquierda del Darro, dando acceso a la Alhambra por la cuesta de Cuchilleros.

El ensanche, llevado a cabo por el alarife Alí de Medina en 1499, consistió en la adición al viejo puente de lajas y piedra franca de un arco de ladrillo de un metro y noventa y dos centímetros de ancho, cuando el lugar comenzaba a cobrar importancia en la nueva ciudad cristiana.

pilar-del-toro-historia

Alhambra & Albaicín

Desde el Pilar un punto de partida

pilardeltoro04

Plaza nueva, una de las más antiguas de Granada

El Cabildo granadino solicitó a la Corona permiso y fondos para urbanizar en este lugar una plaza que ennobleciera la ciudad. Las obras, iniciadas en 1506 y concluidas en 1515 por el cantero Miguel Sánchez de Toledo, consistieron en embovedar setenta y dos metros del cauce del Darro, desde el dicho puente del Baño de la Corona hasta el palacio del conde de Ureña, situado en las inmediaciones de la cuesta Gomérez, río arriba, así como en el derribo del caserío y la explanación del espacio que ocupaba entre la plaza del Hatabin y el cauce del propio río.

Por eso en el corazón de la ciudad entre la cuesta Gomérez que termina en la puerta de las Granadas que da acceso a los famosos Bosques de San Pedro y de la Alhambra.

Pero no solo eso, en Plaza Nueva confluye Reyes Católicos, la famosa calle Elvira y la Carrera del Darro. Después de comer podrás disfrutar de un paseo, por la Alhambra, por el Albaicín o por el centro urbano de Granada, sin necesidad de ningún medio de transporte.